Cocinar es mi forma de expresar lo que siento en cada momento

jueves, 21 de abril de 2016

MELINDRES (LA COCINA DE CERVANTES)

Pues seguimos con Cervantes ó mejor dicho con las recetas a las que hace alusión en su obra. Cuánto estoy aprendiendo. Quizás si trabajara en "El Ministerio del Tiempo" no me hubiese metido tanto en la época como lo estoy haciendo con estas recetas. Así no me extraña que "Sancho" tuviese esa prominente barriga, con tanto torrezno, tanto chorizo..!!. Pobrecillos míos, no ganaban para comprar Almax para los ardores. Pero entre bocado y bocado se encasquetaban esta delicia que es para chuparse los dedos. No dejéis de probarla y os convertiréis en las Dulcineas de vuestros hogares.

Ingredientes:

Para la masa:
3 yemas de huevo
2 claras de huevo
4 cucharadas de mantequilla derretida
3 cucharadas de azúcar
250 grs. de harina (orientativo)
Esencia de anís
Para el glaseado:
200 grs. de azúcar glass
2 claras de huevo.
Unas gotas de zumo de limón.

Elaboración:

En un recipiente mezclamos todos los ingredientes de la masa, reservando una poca de harina por si  resultase demasiada cantidad, amasamos  hasta que no se pegue a las manos. De manera que vamos viendo si necesita ponerle toda la harina o no.
Dejamos reposar la masa media hora y vamos formando bolitas, las aplanamos un poco y con el dedo les hacemos un agujero pequeño en el centro (al hornearlas tiende a cerrarse) y las vamos colocando en una bandeja sobre papel  de horno. Las horneamos a 170º hasta que empiecen a dorarse.
Ponemos la clara a punto de nieve y cuando esté en su punto le añadimos el azúcar y el limón  poco a poco hasta que quede todo bien mezclado.
Sumergimos en el glaseado los melindres ó los bañamos por encima, les damos una vueltas,  los sacamos y los dejamos secar sobre papel de horno.
Cuando estén secos ya están listos para consumir o guardar.
Si los guardamos en un recipiente hermético duran muchos días.
Buen provecho Cervantinos amigos míos!!!

9 comentarios:

  1. Estos melindres me recuerdan los roscos de Loja, muy típicos también con ese merengue duro por encima. La época de Cervantes, con esos caballeros andantes, requerian una cocina contundente para sobrellevar tanta caminata. Muy buenos te han quedado esos roscos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. En los tiempos de Cervantes,podía haber muchos pobres y pillos pero tambien,comida contundente y dulces sabrosos como estos Melindres¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Estos melindre los hacía mi abuela y son deliciosos!! no se si será la misma receta pero a la vista si que son iguales...los tengo que hacer, a ver si mi madre se acuerda de la receta. Te han quedado fantásticos María!! Besos.

    ResponderEliminar
  4. Si es que el Quijote lo tiene todo bueno,je,je.

    ResponderEliminar
  5. Unas rosquillas muy ricas con ese glaseado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. No me ha podido gustar mas este rico dulce, que hasta su nombre suena bien, que gusto y como se alimentaban en esa epoca solo de cosas ricas. Besicos

    ResponderEliminar
  7. Hola mi niña !!!
    que alegría verte por la cocina, y sobretodo por la de Cervantes
    que mira que me gustan todos sus platos
    aunque bien decir que Sancho era quien se comía todo lo que en ese libro viene escrito porque su dueño D. Quijote el pobre si había viento era trasladado a la provincia siguiente
    Estos melindres como bien dice nuestra amiga Lola se parecen a los roscos de Loja, por lo menos en aspecto
    te han quedado con una pinta de lo más deliciosa
    Voy a ver el otro plato que se me había pasado...
    un besote grandisimo... con ahuchon de esos...que ya sabes...!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola María ¿qué tal estás guapa? estos roscos o melindres se ven de lujo, guárdame uno que voy a merendar contigo eje. bsts

    ResponderEliminar

También te gustará preparar..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...