martes, 18 de abril de 2017

EL PESTAÑEAR DE LA VIDA


"Un mes no es nada". Un mes es lo que nos suelen dar de vacaciones después de todo un año de duro trabajo, un mes duran los exámenes en cada trimestre, un mes suele tardar en desaparecer el cólico del lactante , un mes es el periodo de tiempo que tarda la luna en dar una vuelta alrededor de la tierra, un mes tardaríamos en llegar desde Sevilla a Santiago de Compostela caminando una media de 22 kilómetros diarios. Para unos amantes que vivan separados un mes es un periodo de tiempo eterno, el mismo que para un adolescente en un campamento de verano es un abrir y cerrar de ojos. El tiempo es tan subjetivo para cada uno como la apreciación de lo que nos hace realmente felices. Hoy precisamente hace un mes de nuestro II Encuentro bloguero, un mes. Precedido de un sin fin de preparativos , nervios, ilusiones y emociones que después transcurrieron en esto "Un pestañear", y es que cuando el cariño es grande y la compañía es perfecta el tiempo parece disolverse en el aire y por más que queramos retenerlo se nos escapa entre los dedos. No podemos cambiar esta circunstancia pero si podemos disfrutarla. Exprimir cada segundo, cada risa, cada bocado que probamos, cada lugar en el que estuvimos, cada foto que nos hicimos.....y os aseguro que fotos hicimos, porque para eso mi amiga Puri se las pinta sola, yo creo que tiene más fotos de mi pueblo que yo misma. Si hasta ha pensado el Alcalde en pedirle su archivo fotográfico para editar el calendario del año próximo.
Un mes, amigas, un mes, y parece que fue ayer cuando nos fundimos en un fuerte y ansiado abrazo después de un largo año de espera. Escasas 30 horas las que pasamos juntas plenas de complicidad, de cariño y de mucha alegría.. Habrá que esperar otro largo año para volver a reencontrarnos pero no me cabe la menor duda que al igual que cofrades, feriantes, falleros y demás desde el minuto uno comienza nuevamente la cuenta atrás y puesto que ya ha transcurrido un mes ya solo nos quedan once, chicas.Hoy no os traigo ninguna receta culinaria, no os traigo nada que podáis preparar con los ingredientes que tengáis en la despensa y en la nevera. Hoy os hablo de la Receta más importante que debéis incorporar en vuestras vidas  LA AMISTAD, elegid muy bien vuestras amistades, aderezarlas con todo vuestro cariño, mimos y atenciones , ponedle a la relación mucha alegría y os aseguro que no existirá un plato que os dé más satisfacciones. Gracias amigas por este maravilloso encuentro.



 




                                                      CARMONA MARZO 2017

miércoles, 5 de abril de 2017

FLORES DE SARTÉN DE FRESA




Fusión, Innovación, alternativo, New Cuisinne....estos son solo algunos de los términos que hoy en día utilizamos para designar la creatividad  en los platos de nueva creación así como la adaptación de los de toda la vida a las nuevas tendencias culinarias.Ya sabéis que desde que tuve la suerte de visitar las plantaciones de fresas en Huelva estoy completamente obsesionada con el producto.Y ahora que tenemos la suerte de tenerlos en el mercado en plena temporada con la mejor calidad , sabor y precio tenemos que aprovechar si ó si. Os presento esta nueva receta donde la tradición y la innovación se dan la mano ,para que disfrutéis con esta explosión de sabor intenso y fresco de la fresa . Una receta de Semana Santa, con un matiz totalmente novedoso que sin duda no os dejará indiferentes. La pasta fina, crujiente y deliciosa de las flores fritas  bañadas con esta confitura-almíbar muy denso de fresas naturales con un brillo intenso y precioso cristalizado ,como el de las manzanas de caramelo. Toda una delicia para la vista y especialmente para el paladar.

Ingredientes:
Para la masa de las flores:
Un huevo.
250 ml de leche (Un cuarto de litro) .
180 gramos de harina.
Dos cucharadas soperas de azúcar.
La ralladura de un limón y una naranja.
Una pizca de levadura.
Aceite de girasol para freír.
Anises estrellados para aromatizar el aceite de freír.(unos cinco)
Un molde metálico especial para flores de sartén. (De venta en ferreterías y tiendas especializadas)

Para la confitura y el almíbar de fresa:
300 gramos de fresas frescas del tiempo que estén bien rojas y dulces.
Entre dos y tres cucharadas soperas de azúcar.
El zumo de medio limón.(que potenciará muchísimo el sabor de la fresa)

Preparación:
En un bol ponemos el huevo  entero y lo montamos (como a punto de nieve ) con unas varillas ó con una batidora eléctrica de varillas.Cuando esté montado le añadimos la leche, el azúcar, las ralladuras , la pizca de levadura en polvo y por último la harina tamizada, que iremos incorporando poco a poco e integrando en la masa, hasta conseguir una masa fluida y perfecta sin ningún tipo de grumos. La dejamos reposar unos 15 minutos bien tapada con film transparente.
Hacer las tradicionales flores no es difícil pero si tenéis que tener en cuenta algunas cuestiones básicas:
El molde de flores juega un papel fundamental en estas recetas por lo que debe estar en perfectas condiciones para que la masa se desprenda bien de él una vez introducido en la sartén.Nunca fregarlo con estropajo, solo con una hoja de papel con aceite.
Es mejor hacer las flores de una en una, así podremos controlar perfectamente la fritura por ambos lados evitando que se queme por alguno de estos. Yo he elegido un molde pequeño, para que las flores se puedan comer casi del bocado.
Un vez tengamos todo el material a punto empezaremos a hacer las flores. Ponemos en una sartén honda ó en una cacerola bastante cantidad de aceite de girasol a calentar con el anís estrellado para que se aromatice  .Y metemos también dentro el molde metálico(para que se caliente), una vez aromatizado el aceite sacamos el anís estrellado.Con el molde bien caliente, lo sacamos de la sartén, lo escurrimos un poco el aceite y lo introducimos con cuidado en el bol en el que tenemos la masa, con mucho cuidado de no meterlo por completo, la masa no debe llegar al borde de arriba ( en este caso la flor al meterla en la sartén no se desprendería). Por efecto del calor en el metal al meter el molde en la masa esta se adhiere a las paredes del mismo formando una fina capa, lo dejamos escurrir unos segundos y lo metemos en la sartén de aceite caliente, al comenzar a freírse la masa se desprenderá sola del molde, doramos la flor por un lado y le damos la vuelta y la doramos por el otro. La sacamos y la ponemos en papel absorbente de cocina, para que suelte el exceso de aceite. Y volvemos a repetir la operación una y otra vez hasta que se termine la masa. Recordad, el molde siempre en el aceite caliente. En un plis le cogéis el truquillo. Seguro!!.
Una vez terminadas todas las flores , preparamos el baño de fresa. Cortamos las fresas en varios trozos, no muy pequeños, las ponemos en una cazuela , le echamos el azúcar por encima , el zumo de limón y las ponemos a cocer a fuego lento hasta que las fresas estén bien tiernas, casi deshechas y el azúcar se ha reducido a un almibar muy denso. Con un pincel vamos cubriendo las flores, hasta bañarlas completamente, pero sin introducirlas en el almibar para que estén muy crujientes. No importa que alguno de los trocimos de fresa se nos pegue en nuestra cobertura, al contrario, estará mucho más rica.El almibar se secará completamente adquiriendo este precioso brillo y un sabor que no os podéis ni imaginar!!!!. Y las flores continuarán igual de crujientes.Sin duda , esta nueva forma de preparar las flores de sartén es la repera ó mejor aún la REFRESA!!!!, jajaja.
Pues como me ha encantado el resultado voy a perticipar con ella en el concurso que han lanzado los de Fresas de Europa, vamos a por la Roja!!!! 


 

También te gustará preparar..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...